El aceite capilar es un aliado precioso para devolver la suavidad, el brillo y la hidratación del cabello. Descubre cómo escoger el más adecuado para tu cabello.

Aceites capilares: qué son y por qué usarlos

El aceite capilar es uno de los aliados más preciados para recuperar la suavidad, brillo e hidratación de tu cabello. Es un producto cosmético natural capaz de nutrir en profundidad la fibra capilar devolviéndole el correcto nivel de hidratación. El cabello queda inmediatamente más suave al tacto, nutrido y libre de puntas abiertas.

A pesar de sus valiosos beneficios, no es un producto tan popular en las rutinas de belleza de las personas: esto se debe al hecho de que si se aplica incorrectamente, existe el riesgo de engrasar demasiado el cabello.

Por eso es fundamental saber elegir el adecuado para tu cabello y saber aplicarlo correctamente.

Aceites capilares: ¿cómo elegirlos?

En general, los aceites capilares son muy recomendables para personas con cabello dañado, quebradizo y seco. Esto se debe a que gracias a su formulación rica en vitaminas, ácidos grasos y antioxidantes, los aceites capilares son ideales para reparar el daño causado a la estructura capilar y contrarrestar el envejecimiento progresivo del cabello.

La acción reparadora y nutritiva es común en todos los aceites capilares, pero cada uno tiene propiedades terapéuticas específicas. Existen aceites para cabello seco, aceites para cabello dañado por agentes externos (como el sol, la sal y la contaminación) y aceites para cabello quebradizo que se quiebra. No existe un aceite capilar “mejor”, pero a cada tipo de necesidad le corresponde una solución en concreto.

Coco: el aceite capilar por excelencia

El aceite de coco es uno de los aceites más conocidos y usados ​​del mundo tanto en cosmética como en cocina. Se obtiene mediante el prensado en frío de la pulpa seca del coco (también llamada copra).


Las increíbles propiedades emolientes y nutritivas de este aceite vegetal se remontan a su composición que consiste principalmente en ácidos grasos, a los que también se le añaden vitamina K y vitamina E.
 
El aceite de coco es ideal para el cabello seco y deshidratado. Un par de gotas sobre el cabello húmedo son suficientes para restablecer el nivel correcto de hidratación del tallo del cabello.

Kmax recomienda…

Para obtener un tratamiento suavizante y anti-frizz, aplicar aceite de coco sobre el cabello seco. ¿Tienes el pelo rizado? No hay problema. También es ideal para definir el cabello ondulado y rizado.

Aceite de germen de trigo para cabello quebradizo

El aceite de germen de trigo se obtiene por prensado en frío de la parte noble del trigo. Al igual que el aceite de coco, se puede utilizar tanto en cocina como en cosmética: en el primer caso, es bueno saber que tiene un sabor particularmente intenso y debe conservarse en el frigorífico por su alta naturaleza perecedera; por otro lado, en lo que respecta al uso cosmético, está especialmente indicado en caso de sequedad cutánea.

Específicamente, las proteínas y aminoácidos del trigo tienen fuertes propiedades acondicionadoras capaces de restaurar el material esencial del que está hecho el tallo del cabello. Por esta razón, el aceite de germen de trigo es ideal para tratar el cabello dañado y liberarlo de las puntas abiertas. Mejora el desenredado del cabello haciendo que tanto el cabello liso como el rizado sean más manejables. Su formulación rica en vitamina A, vitamina B y vitamina E hace de este aceite capilar un potente fortalecedor natural: Fortalece el cabello y combate la caída del cabello.

Kmax recomienda…

Dadas sus probadas propiedades emolientes y reparadoras, hemos seleccionado proteínas de trigo como uno de los principales ingredientes activos en la fórmula del champú espumoso posquirúrgico Kmax Post Cirugía capilar, el champú ultra delicado diseñado para calmar y suavizar el cabello en la inmediata fase post quirúrgica.

Aceite de argán para un cabello más brillante

El aceite de argán es otro aceite capilar muy utilizado para nutrir profundamente el cabello y hacerlo visiblemente más brillante. Se ha utilizado durante siglos para suavizar y revitalizar cualquier parte del cuerpo. Rico en ácidos grasos Omega 3 – Omega 6 y vitamina E, es uno de los aceites capilares más adecuados para iluminar y nutrir el cabello apagado y dañado.

Para obtener un cabello más brillante y suave, simplemente aplique un par de gotas a lo largo de toda la longitud de las puntas después de su limpieza diaria. Como todos los aceites capilares, el aceite de argán no debe enjuagarse y, en consecuencia, lo mejor es no exceder la cantidad de uso recomendada.

Kmax recomienda…

Aplicar aceite de argán en el cuero cabelludo: es una auténtica panacea para tratar y prevenir la aparición de caspa y descamación.

Aceite de ricino para cabello graso y dañado

El aceite de ricino es un aceite capilar extraído de la planta de ricino con propiedades reequilibrantes e hidratantes comprobadas. En el pasado se usaba principalmente como laxante, pero dada su acción excesivamente drástica, hoy en día este uso es menos común. En cosmética, sin embargo, el aceite de ricino se considera una verdadera panacea para el cabello.

En particular, este aceite capilar se aprovecha por sus propiedades hidratantes y reequilibrantes. Nutre en profundidad el cabello reparando los daños provocados por agentes externos y aporta hidratación dejándolo suave al tacto. Es ideal para cabello dañado, encrespado y graso.

Dada su afinidad con la queratina, el aceite de ricino también puede realizar una acción voluminizadora y reestructurante de las pestañas. La aplicación de este aceite antes de dormir sobre las pestañas mejora su estructura y aumenta su volumen.

Kmax recomienda…

El aceite de ricino se caracteriza por su acción reguladora en la producción de sebo, convirtiéndose en un aliado en el tratamiento de los trastornos leves del cuero cabelludo. Al equilibrar el pH del cuero cabelludo, previene y trata el cabello graso y la caspa.

Aceite capilar específico para post transplante

Los aceites capilares vistos hasta ahora se obtienen todos mediante prensado en frío de la planta homónima. Son ideales para cabellos secos, dañados, quebradizos y sin brillo. Sin embargo, también existen aceites capilares cosméticos cuya formulación ha sido diseñada para tratar problemas específicos.

Entre estos, se encuentra Kmax Aceite calmante post cirugía capilar: el aceite capilar diseñado para calmar, hidratar y nutrir el cuero cabelludo de quienes acaban de someterse a un trasplante de cabello. También es ideal para todas aquellas personas que tengan un cuero cabelludo especialmente sensible o padezcan la presencia de pequeñas costras.

Es un aceite en aerosol calmante a base de vitamina E, malva, caléndula y manzanilla útil para suavizar los coágulos posteriores al trasplante de cabello. Favorece el desprendimiento fisiológico de estos últimos al realizar una fuerte acción antiinflamatoria y emoliente.

Kmax recomienda…

Aplicar el aceite calmante de la línea Kmax Healing en los días posteriores a la cirugía una o dos veces al día sin tocar las unidades foliculares recién implantadas. Pulverizar y dejar absorber, sin aclarar.

PRODUCTOS RELACIONADOS

Kit Post-quirúrgico | Tratamiento Trasplante capilar

Mantente informado

¿Quieres nuevos looks? Está entrando un soplo de aire fresco próximo artículo dedicado al peinado.

LEGAL NOTICE:

COPYRIGHT KMAX INTERNATIONAL SRL

ALL CONTENTS ARE INTELLECTUAL PROPERTY OF KMAX INTERNATIONAL SRL. TO BE PUBLISHED ON AUTHORIZED KMAX CHANNELS ONLY. ANY UNAUTHORIZED USE WILL BE PURSUED BY LAW.

CEO K-Max España y Técnico en soluciones Capilares at K-Max España
Es la 3ª generación de una familia dedicada a la peluquería y el estilismo.

Con más de 25 años de experiencia en activo, es técnico especializado en soluciones capilares y un destacado formador, impartiendo sus conocimientos a cientos de profesionales de la peluquería.
Oscar Guisado
Latest posts by Oscar Guisado (see all)