+34 938 772 535 Lunes a viernes • 9:30 - 13:30 // 15:00 - 19:00
Envío gratuito Solo clientes B2C
0Item(s)

No tiene artículos en su carrito de compras.

Product was successfully added to your shopping cart.
 

Por qué K-Max Keratin es la mejor opción?


K-Max Keratin Maximation te ofrece las únicas fibras capilares 100% naturales, fabricadas íntegramente con queratina, dermatológicamente probadas y sin colorantes añadidos, estas propiedades y características hacen que K-Max Fibras Capilares sea un producto único en el mercado.

Producido íntegramente en Italia durante más de 15 años, con materias primas de alta calidad y estrictos controles. Las fibras capilares de K-Max son ahora ampliamente apreciadas y utilizadas por miles de hombres y mujeres en todo el mundo.

 

K-Max, Dermatológicamente Probado


Nuestras fibras capilares de K-Max, son las únicas en su categoría que han obtenido el distinguido sello de "dermatológicamente probado". Lo que nos aportará la seguridad y confianza que nuestros clientes merecen.

Se han realizado pruebas en laboratorio que han demostrado y certificado que las microfibras capilares K-Max son un producto no tóxico e hipoalérgico. Por esta razón se nos ha otorgado a K-Max Fibras Capilares, el sello de "dermatológicamente probado". 
 
Es el primer reconocimiento de este tipo en nuestro campo lo cual nos llena de orgullo a sus creadores y todos aquellos que contribuyeron a su creación.

El proyecto de las microfibras de K-Max para disimular la calvicie, nació en Italia en 2003 para ofrecer a los usuarios italianos una alternativa más barata a las marcas que ya existían en el mercado, con el objetivo de tener un producto de igual calidad pero más económico.

En los años posteriores y de acuerdo con la filosofía de la marca K-Max, el producto se ha ido actualizado con la contribución de opiniones que provenían directamente de nuestros clientes, en concreto del foro de Ieson, con la prueba de muestras, etc....

Hoy en día, en el mercado hay decenas de productos similares, pero hay que tener en cuenta que K-Max lleva en el mercado más de 15 años, y puede presumir de tener un gran control de calidad y seguridad.

Por otra parte en el mercado encontramos un conjunto de "marcas blancas" en donde no se puede especificar la naturaleza de las fibras capilares ni el proceso de producción.

K-Max, por el contrario es un producto con el sello " Made in Italy" y por ello todo el proceso de producción, en todas sus etapas, cumple con las normativas de calidad y seguridad, cada vez más exigentes (con razón), que impone la legislación de la Unión Europea en el campo de la cosmética.

En este contexto, el producto final, ha sido recientemente sometido a extensos análisis para la evaluación de varios aspectos.